Home Featured El entrenamiento de un astronauta

El entrenamiento de un astronauta

Por Despegamos

Simuladores de realidad virtual medioambiental, miembros de la Estación Espacial Internacional International…

Probablemente el mejor día de alguien que quiere convertirse en astronauta, es en el que le notifican que es acto para ser candidato, entonces el trabajo de verdad comienza. Puede llevar hasta dos años de entrenamiento convertirse en astronauta cualificado. Deben aprender las funciones básicas de la lanzadera y la Estación Espacial Internacional, así como ser parte de un equipo y realizar vuelos en el avión de entrenamiento de la NASA, el Northrop T-38 Talon.

Después de completar el periodo de entrenamiento inicial como un candidato a astronauta, se le darán tareas técnicas en el que tendrán que apoyar a los astronautas que ya están en el espacio o a aquellos que se encuentran en el entrenamiento para ir. Básicamente hay una espera larga, a veces de años, para tener la oportunidad de ser asignado a un vuelo espacial. Por su puesto, si se ha hecho bien en el entrenamiento inicial y se ha hecho un buen trabajo en las tareas técnicas.

Entrenamiento para vivir y trabajar en la Estación Espacial
Si está asignado a volar a la estación espacial como un miembro más de la tripulación, se necesitarán aproximadamente 18 meses de entrenamiento, aunque puede llevar más, si no ha recibido entrenamiento específico en los sistemas de la estación espacial utilizados durante las misiones o si no tiene la técnica requerida de idioma. Ayuda haber entrenado como reserva de tripulación a otra expedición y haber aprendido a hablar ruso. Los astronautas deben entender el ruso para así comunicarse con el Centro de Control de Misión en Rusia y entender a sus instructores rusos. Si va a vivir y trabajar en la Estación Espacial Internacional, necesitará al menos dos idiomas y, por supuesto, si son más de dos idiomas, ¡mejor!

training

Durante los 18 meses de entrenamiento harán muchos viajes entre el Centro Espacial Johnson de la Nasa en Houston, Texas (EE UU) y el Centro Gagarin de Entrenamiento de Cosmonautas en la Ciudad de las Estrellas, Moscú (Rusia). Hay entre 8 y 9 entrenamientos de viaje en cada país. Incluso puede haber un entrenamiento en la Estación Espacial Canadiense, que es donde se asume la realización del brazo robótico (Canadarm). En el futuro, la tripulación de la estación también entrenará en Europa y en Japón cuando los módulos de la Agencia Espacial Europea y la Agencia Espacial Japonesa sean añadidas a la estación espacial.

Pero, ¿cómo es exactamente la preparación para salir al espacio exterior?
Mucho ha cambiado desde aquel lejano año 59 en el que las pruebas eran inhumanas tanto las físicas, como las psicológicas, duros entrenamientos, requerimientos muy específicos y conocimiento de pilotaje e ingeniería. Lejos quedan esas cámaras en las que les daban vueltas hasta que se desmayaban.

Pruebas en la piscina
Una de las partes del programa de entrenamiento de candidato a astronauta es completar supervivencia debajo del agua y ser un buzco cualificado para prepararles para el entrenamiento de la caminata espacial. Consecuentemente, todos los candidatos deben pasar la prueba de natación durante el primer mes de entrenamiento, deben nadar 3 largos en una piscina de 25 metros sin parar y después nadar 3 largos con el traje de vuelo y zapatillas de tenis, no hay límite de tiempo, deben pisotear el agua continuamente durante 10 minutos llevando el traje de vuelo.

Exposición a diferentes altitudes
Los candidatos se exponen a problemas con alta (hiperbárica) y baja (hipobárica) presión atmosférica en cámaras de altitud y aprender a tratar con emergencias asociadas en estas condiciones. Además, son expuestos a la microgravedad de un vuelo al espacio en una nave modificada para realizar maniobras parabólicas que producen periodos de gravedad cero durante 20 segundos. La nave luego vuelve a su original altitud y la secuencia se va repitiendo hasta 40 veces al día.

Una vez superado el proceso de candidatura, deben someterse al entrenamiento oficial que consiste en el estudio de los sistemas de las naves, tienen que ser capaces de operar cada sistema, reconocer las anomalías y corregirlas.

Tanque simulando gravedad cero
El centro de entrenamiento ofrece un tanque controlado para simular gravedad cero, condiciones que se encontrarán durante una misión. Es esencial para diseño, prueba y desarrollo en los programas de la NASA. En estos tanques practican también preparación de comida, almacenaje, manipulación de la basura, uso de las cámaras y operaciones experimentales.

Problemas físicos

Frank_De_Winne

Frank De Winne corriendo en la cinta.

Un astronauta nunca deja de entrenar físicamente, durante las misiones es imperativo que mantengan en funcionamiento la máquina (el cuerpo), ya que se produce una pérdida muscular y ósea (que empieza a producirse a las dos semanas).

La ingravidez repentina causa problemas físicos (mareos, náuseas, vómitos…) que se pasan a los dos días.

Por un exceso de sangre se produce hinchazón en la cara, rigidez facial…

Las funciones cognitivas básicas se mantienen intactas (percepción, memoria) sin embargo respecto las funciones psicomotoras se ven afectadas en los movimientos que se ralentizan y se vuelven imprecisos.

Psíquicamente debido al continuo aislamiento provocan estados de carencia, su parsimonia aumenta, pérdida de atención, agotamiento, irritabilidad, depresión es por ello que la Estación Espacial Internacional aplica un programa para evitar el aislamiento y aburrimiento, ponen a disposición películas, discos, conexión para relacionarse con los familiares y una conferencia psicológica privada cada dos semanas.

Ser astronauta es una carrera difícil, costosa y a veces insoportable, pero ¿compensa a la larga? Si siguen es porque sí.

 


Bibliografía:
Nasa
Wikipedia

You may also like

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.