Home InternacionalActualidad El nuevo concorde

El nuevo concorde

Por Despegamos

Ya en 1976 se podía hacer un vuelo comercial desde Londres a Nueva York en tan sólo tres horas y media, con una media de 27 km/min, un recorrido de aproximadamente 5.550 km, que se dice pronto. Pero sin embargo hoy día lleva más de siete horas y media hacer el mismo recorrido, entonces la pregunta es la siguiente, ¿no se supone que con el avance de la tecnología, estos recorridos deberían ir a menos y no a más? La respuesta es bien sencilla y resumida en una única palabra: Concorde.

Para saber qué es lo que ocurrió, volvamos unos años atrás:
El Concorde era un avión de lujo, maravilla de la ingeniería, que se retiró después de sólo 27 años de servicio. El único accidente conocido fue aquél fatídico 25 de julio, corría el año 2009 y el vuelo 4590 de Air France se disponía a despegar cuando una barra de titanio, que se había desprendido de un Continental Airlines DC-10 que había despegado unos minutos antes, perforó uno de los neumáticos, explotando y provocando que entrara goma en los depósitos de combustible esto causó una fuga de combustible en el depósito principal que, unido a las chispas provocadas por el cableado afectado por el impacto inicial, provocó un incendio en el motor número 2, la tripulación cortó el combustible de ese motor. Para entonces el avión ya había despegado, sufriendo una pérdida de fuerza en los motores 1 y 2, lo que le hizo perder altura y velocidad, resultando en la muerte de 100 pasajeros, 9 miembros de la tripulación y 4 personas en tierra. En 2003, sus únicos operadores, British Airways y Air France, retiraron sus flotas.

british_concorde

El vacío que dejó el concorde ha hecho que venga una oleada de aviones supersónicos, en fabricación, que pretenden mejorar velocidad, eficiencia e impacto en los vuelos comerciales supersónicos.

SupersonicHi-AltGreenEX

Nos encontramos a Lockheed Martin con un jet supersónico, Aerion Corporation, el Supersonic Business Jet y Boeing, el Icon-II, el único capaz de reducir ruido y aumentar su eficiencia en el consumo de combustible, parece que hay cambios en el horizonte y que el vuelo supersónico irá más allá del uso militar.

Ahora Lockheed Martin avanza hacia un futuro ecológico gracias a la Máquina Verde Supersónica que ha llamado la atención de la NASA por su disposición en V invertida de sus motores, este sistema, que está situado en sus alas, ha sido diseñado para minimizar el ruido de los estampidos sónicos, con lo cual la elección de la colocación de los motores no es sólo una decisión estética, ya que aprovecha el área de las alas como escudo contra las ondas de presión reduciendo el ruido.

Ahora la NASA está ensayando con modelos a escala de los dos prototipos en túneles de viento. También está realizando pruebas con voluntarios para determinar qué niveles de ruido son aceptables y con cada nuevo resultado tienen que volver a rediseñar los prototipos y volver a empezar.

Los ensayos con maquetas ya están en su última fase el vuelo supersónico de pasajeros a baja explosión sonora ya es posible. En la NASA apuestan porque la segunda generación de los aviones comerciales supersónicos vuelen para 2020.

tunel

You may also like

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.