Home Reportajes TécnicosSeguridad aérea Push-back, otros vehículos en pista

Push-back, otros vehículos en pista

Por Despegamos
pushback_main

Si miráis por la ventanilla del avión, probablemente habréis visto millones de veces esos camioncitos remolcando al avión pero nunca le prestásteis atención, ya vimos aquí: «Última llamada para el vuelo…» que los aviones no disponen de marcha atrás. Estos vehículos son los remolcadores de aviones y su función es tan importante como cualquier otra, existen diferentes tamaños ya que no todos los aviones son iguales (en peso). Los más modernos cuentan con un sistema hidráulico para levantar el tren de aterrizaje delantero separando las ruedas del suelo, consiguiendo una mayor maniobrabilidad y rapidez. Mecanismo complejo y delicado que no debe dañar al avión pero que a la vez tiene que soportar una buena parte de su peso.

Los remolcadores comunes vienen en varias formas y tamaños y su alimentación es o bien por electricidad o combustible diésel. Algunos tienen ruedas descubiertas mientras que otros las tienen adosadas en cabina, que son las más típicas en ciudades con climas fríos.

pushback_tug

Fotografía de un push-back (foto de Hideyuki Kamon)

Cuando el avión está listo para salir, la pasarela está recogida y después de completar la lista pre-salida, los pilotos llaman a la torre para que el remolcador les lleve a la zona de rodaje. El conductor es responsable de avisar a los pilotos que tienen pista libre para continuar con el rodaje hasta la pista de despegue de manera segura, el mensaje es algo así: «The walk-around is complete, the bypass pin is in, the safety zone is clear, and all cargo bin doors and access panels are closed. We’ll be doing a 2-person push». Básicamente que el conductor ha terminado su acompañamiento, la zona segura está libre y todos los paneles y compuertas están cerradas. El piloto necesita una comprobación de dos personas cuando el remolque está completado. Además del conductor del remolque, hay una persona extra que prevee ojos extras al conductor, asegurándose que no hay vehículos o personas obstaculizando detrás del avión, esto puede variar en función de los procedimientos de la aerolínea y el tipo de avión.

En el momento que el piloto dice «brakes released, clear to push» (frenos quitados, listo para remolque), el conductor reconoce que se le está dando el ok para comenzar a remolcar el avión.

Conducir el remolque es intimidante las primeras veces, estás sentado en un tractor, seguido por una masa enorme de hierro que cuesta desde 40 a 320 millones de dólares, pero en general es bastante simple.

Hay una gran diferencia entre los remolcadores normales que fijan la ruda a través de una barra y los super remolcadores, que levantan el morro y el tren delantero del avión. Estos últimos son utilizados para remolcar aviones enormes, como el boeing 747 o el Airbus A380.

push-back_tug_1

La próxima vez que estéis en el aeropuerto, prestad atención a estos camioncitos, algunos parecen muy antiguos pero tienen revisiones igual que cualquier otro vehículo y su función es extremadamente importante como hemos visto aquí.

 


Bibliografía:
Jalopnik
Fotos: Paul Thompson

You may also like

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.