Home Reportajes TécnicosMotores Refrigeración de los motores de cuatro tiempos

Refrigeración de los motores de cuatro tiempos

Por Despegamos

Continuando la entrada Prestaciones de los motores de cuatro tiempos.

Habíamos dicho ya que la refrigeración es una necesidad más tecnológica que termodinámica. Sin embargo, puede afectar al rendimiento del motor, pues una refrigeración excesiva puede enviar al exterior un calor que, de otra forma, se hubiera convertido en trabajo.

De la misma forma que en los motores de dos tiempos, aquí también se presenta la dicotomía aire/liquido, pero con un matiz. Hay un porcentaje de cierta importancia (14%) que presentan un sistema mixto: cilindro refrigerado con aire y culata con líquido. El líquido de refrigeración suele ser una mezcla de agua/glicol, aunque hay un caso que emplea aceite. Ver fig. 1.

fig1

Fig. 1. Distribución porcentual de los tipos de refrigeración.

Las consideraciones teóricas realizadas en la entrada Refrigeración de los motores de dos tiempos son válidas también aquí, por lo que, de la misma forma que allí, se han calculado los inversos de la velocidad media del pistón (proporcional al grado de refrigeración) y se han representado en función de las rpm a potencia máxima, utilizando como parámetro la relación D/C. Se emplea ésta, porque define la superficie/volumen de un cilindro. El resultado se muestra en la fig. 2.

fig2

Fig. 2. Inverso velocidad media (grado de refrigeración) vs rpm.

En la fig. 2 se observa que los motores con relación D/C situada en las clases D/C=0,85, 0,95 y 1,05 (las más próximas a D/C=1) presentan índices de refrigeración más bajos, para las mismas rpm, que aquellos motores situados en las clases más altas, 1,45, 1,55 y 1,65. De estos últimos cabe esperar un peor rendimiento que los primeros.

Las respectivas curvas de regresión presentan coeficientes de correlación bastante altos.

You may also like

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.